Las Termópilas pero Mal

El rey Leonidas y su guardia personal de 300, consiguieron frenar el avance del inmenso ejército persa de Jerjes, en el paso de las Termópilas.

Aunque le costase la vida, esta heroica acción de Leonidas fue fundamental para la victoria definitiva unos años después.

Esta estrategia no siempre funciona.

 

Si quieres frenar a un ejército de persas cabreados, esta estrategia está muy bien.

Pero si hablamos de visitas a tu web en dispositivos móviles, la cosa cambia.

Porque puedes estar haciendo el mismo efecto que en las termópilas, pero mal.

 

Bloqueando la entrada en tu web de potenciales clientes.

 

Todos queremos que nuestra web tenga un aspecto impresionante, épico si quieres.

Y le damos mucha importancia a las imágenes. 

Metemos un montón de efectos espectaculares.

 

Hay que tener en cuenta dos cosas.

 

Los efectos y elementos que se desplazan están retrasando la llegada de tu página a tus potenciales clientes.

 

Por eso tienen que estar bien justificados.

O desarrollarlos teniendo en cuenta los dispositivos móviles.

 

Y lo mismo pasa con las imágenes.

 

Hay que tratar de reducir el peso de las imágenes lo máximo posible y que se sigan viendo bien.

 

Con las imágenes queremos evocar una idea, o generar una emoción, y para eso no es necesaria una resolución espectacular.

 

Pero sí tener claro el mensaje que queremos transmitir.

 

También es importante subir las imágenes con las dimensiones adecuadas, es decir, no utilizar un tamaño muy grande para un hueco que es cuatro veces más pequeño.

 

Hay un detalle sutil pero muy importante.

 

Cuando tu web está sola ante el peligro.

 

Intentando vender tus productos y servicios por ti, en un dispositivo móvil.

 

Te has asegurado de acompañar las imágenes con textos que venden.

 

Porque en un dispositivo móvil las imágenes pierden eficacia, mientras que los textos pueden suponer la diferencia entre vender o no.

 

Cuando voy en transporte público me encanta ver a la gente utilizando sus móviles.

Es como un laboratorio gratuito, y se puede aprender mucho observando.

 

Por ejemplo, te has fijado la velocidad a la que manejan los móviles la gente joven.

 

Si ves a un chaval revisando el feed de instagram, es increíble a la velocidad que van, es como si estuviesen jugando a un videojuego.

Toman decisiones en fracciones de segundo.

 

Puede ser que tus potenciales clientes no vayan tan rápido, pero créeme, no hay mucha diferencia.

 

Cada vez es menor el tiempo que tenemos para convencer, 7 segundos y bajando.

 

Y si has tenido en cuenta todo lo anterior, la pregunta sigue siendo la misma.

 

¿Los textos de tu web venden?

 

Si te bloqueas a la hora de escribir para tu web.

 

O si quieres aprender a escribir para vender más.

 

Te recomiendo este curso de Copywriting.

El ABC del Copywriting

 

0 Comments