La Eterna Felicitación de Cumpleaños

Un año más, parece que fue ayer, y otra vez estamos juntos celebrando el cumpleaños, con los amigos de siempre.

 

Pero llega el momento de soplar las velas y empieza a circular la famosa tarjeta de felicitación.

 

Tienes la misma sensación que cuando te piden que te presentes y que cuentes a que te dedicas en una reunión.

 

O cuando preguntaban en clase y te agachabas para que no te preguntasen a ti.

 

Tensión.

 

Te has prometido poner algo diferente este año.

Has estado pensando en el coche de camino a la fiesta.

Mientras sacabas a pasear al perro.

 

Y nada.

 

Si comparas la primera tarjeta de cumpleaños del instituto, con la del año pasado, son casi idénticas.

 

Y es que siempre terminas poniendo lo mismo.

 

Cuando por fin ponen la tarjeta en tus manos, y llevas días dando vueltas a la cabeza, te das por vencido, y escribes lo de siempre.

 

Este año también.

 

Bueno, es una tarjeta de cumpleaños, quien sabe si tu mejor amigo las conserva, puede que sí, o puede que no.

 

Pero si te pasa lo mismo para escribir los textos de tu página web, entonces tienes un problema.

 

Porque en el mejor de los casos estarás escribiendo lo mismo que tu competencia.

 

Y entonces.

 

¿Por qué comprarte a ti y no a los otros?

¿Cuál es la diferencia?

 

Ninguna.

 

Si te lo quieres tomar en serio, y escribir para vender sin esfuerzo, este curso te interesa.

El ABC del Copywriting

 

0 Comments