Como Luke Skywalker en Dagobah

Estoy aprendiendo Copywriting.

Con un curso que me está encantando, pero me pasa que no puedo dejar de practicar.

Estoy un poco como Luke Skywalker en Dagobah, que no se centra.

 

Está pensando en sus amigos y aunque sabe que necesita entrenar y aprender si quiere derrotar a Darth Vader.

 

Tiene la cabeza en otro lado.

Esto es muy humano.

 

Y por eso, en cuanto yoda le saca la nave del lodo, se va corriendo de aquel planeta.

Dejando plantado al maestro.

 

Llega a tiempo de ayudar a sus amigos, pero las cosas no salen bien.

Al final acaba con una mano menos y colgado de una antena.

Se salva por los pelos.

 

Por suerte ese no es mi caso.

 

Lo bueno de la formación online es que puedes ir a tu ritmo, eso es una gran ventaja.

 

Porque si te das cuenta de que tienes que cambiar algo en tu web, paras, haces lo que necesitas y continuas.

 

Vuelves a Dagobah con el maestro.

 

En mi caso el problema era el bloqueo, no saber qué poner, como si llevase el freno de mano puesto.

 

Ahora tengo la necesidad de salir corriendo a escribir, a cambiar algo de mi web, de mis redes sociales, o de mis campañas de Google Ads.

 

Y escribo como loco, tengo que meter los dedos en hielo, no me puedo separar del teclado.

 

Para mí eso es un buen curso de copywriting.

 

Si se te quita el miedo a ser tu mismo, y encuentras la manera de vender y sentirte muy bien.

 

Y no solo estoy encantado con el progreso profesional.

 

También veo mejoras en lo personal, a la hora de comunicarme, y no solo cuando escribo.

 

Porque me ha cambiado la mentalidad, y la forma de estructurar las ideas en mi cabeza.

 

Es importante valorar varias opciones y comparar.

Y tratar de ser selectivo a la hora de empezar un curso.

Preguntarte si realmente lo necesitas.

 

Es una buena forma de evitar terminar siendo de profesión cursillista o kursiyari.

Porque te puede pasar que empieces un montón de cursos y no acabar ninguno.

 

Yo compro un curso, cuando tengo casi garantizada la recuperación de la inversión.

Es otro criterio que me ha ido bastante bien.

 

No se si he encontrado una nueva vocación, pero me está resolviendo el problema de no saber qué escribir para vender.

 

Y no he empezado el módulo 3 de los 7 que tiene el curso, bonus aparte.

 

En fin, tengo que volver con mis lecciones.

 

Si al final te animas, puede que nos veamos en clase.

 

Te dejo aquí el enlace.

El ABC del Copywriting

 

0 Comments